24 junio 2008

Nueva ley de evaluación

Los padres podrán pedir al profesor una copia del examen de sus hijos
El Departamento de Educación pretende que la evaluación gane en objetividad
A la búsqueda del profesor más justo y transparente. Esa parece ser la máxima de la nueva orden del Departamento de Educación, que entrará en vigor el próximo curso 2008-09, por la que los padres que lo deseen podrán solicitar una copia del examen que hayan hecho sus hijos y comprobar así la objetividad y los criterios de calificación utilizados por el docente.

Los docentes tendrán que explicar las notas que ponen
Se trata de evitar que el profesor califique de forma arbitraria
Esta es una de las novedades que contiene la orden que regulará la evaluación y promoción del alumnado de Primaria y Secundaria (de 6 a 16 años, la etapa obligatoria) para el próximo curso y que afectará a los centros públicos y privados. Actualmente, son los colegios los que custodian las pruebas. Y lo máximo a lo que pueden aspirar los padres cuando no están de acuerdo con una calificación es a repasar el examen junto al profesor en el propio colegio. A partir de septiembre, cuando eche a andar el curso, podrán seguir todo ese proceso y, si persisten sus dudas, reclamar una copia y analizar el ejercicio de manera más detenida en su casa. Esto les abre otras posibilidades, como consultar el examen con otros docentes, del mismo o de otro colegio, y disponer más elementos de comparación para el resto de evaluaciones
La corrección de los ejercicios que soliciten los padres ya no se podrá limitar a poner una nota. Debe contener la especificación de las faltas y los errores cometidos por el alumno y una explicación razonada de la calificación.

1 comentario:

JoséLuis dijo...

Actualmente estamos obligados a presentar a las familias todas las pruebas que sirvan para la calificación de sus hijos. Hay que indicar no solo la calificación numérica sino los motivos que justifican la misma con las correcciones en la propia hoja de examen. Las pruebas se han custodiado siempre en los centros educativos porque respondemos de nuestras calificaciones ante organismos superiores en el propio centro educativo o ante la inspección. NADA NUEVO PARA LOS QUE HACIAMOS ASI LAS CORRECCIONES QUE SOMOS MUCHOS.